NOSOTROS

QUIÉNES SOMOS

foto nuestra

Dedicados a la hostelería desde 1967 y después de pasar por las distintas etapas de ella (bar de tapas y copas) guardamos gratos recuerdos gracias a la compañía de nuestros clientes, decidimos adentrarnos aún más en el maravilloso mundo de la restauración, siguiendo y manteniendo los sabores tradicionales de la cocina serrana donde Agustina, mi mujer, está consiguiendo mantener vivas las maravillosas recetas tan peculiarmente guardadas sin más libro que el guisar desde siempre al lado de los mayores.

En la aldea de don domingo en la entrada de los campos de Hernán Perea dentro del parque natural, a 1550 metros sobre el nivel del mar se encuentra la casa forestal donde hemos instalado este pequeño negocio familiar, donde ofrecemos esos manjares serranos unidos al buen sabor que nos brinda nuestro cordero segureño de Santiago – Pontones que también elaboramos en distintos sabores.